Durante estos 20 años han pasado muchas cosas, pero siempre he encontrado tiempo para volver al Monasterio de Silos. Allí el Señor marcó el camino de mi vida para siempre. Los negocios familiares también han determinado mis sueños gracias a su larga tradición vinícola.

Y es justo ahora cuando ha surgido el milagro. Se han juntado en Santo Domingo de Silos todos los factores necesarios para llevar a cabo un sueño: los vinos de altura gracias a las nuevas condiciones climatológicas, la D.O. Arlanza, mi pasión por hacer grandes vinos y la fe.

Mi ejemplo fueron los monjes. Gracias a ellos conseguí la clave para creer.

 

Descubre las mejores actividades de Enoturismo

Califíquenos y escriba una reseña

Su calificación para esta empresa

angry
crying
sleeping
smily
cool
Examinar

Se recomienda que su reseña tenga al menos 140 caracteres de longitud :)

¿Está de acuerdo y acepta nuestros términos de Privacidad y Condiciones para publicar esta reseña?

image

image

X