Desde finales del s. XVIII, existen registros de la actividad vinivitícola en la casa solariega de la familia Feliu en Porreres. En 1790 se empezó a producir vino en el celler ubicado en el subterráneo abovedado del edificio sito en la calle de’n Feliu del municipio.

El celler, como tantos otros, que han ido desapareciendo durante el último siglo está construido bajo bóvedas de marés que descansan sobre esbeltas columnas del mismo material, con paredes de tierra compacta, vestigio de una laboriosa cava manual. Semejante construcción dota al entorno de una apariencia casi eclesiástica, más cuando, sobre la misma descansaba una capilla y la biblioteca familiar.

 

Descubre las mejores actividades de Enoturismo

Califíquenos y escriba una reseña

Su calificación para esta empresa

angry
crying
sleeping
smily
cool
Examinar

Se recomienda que su reseña tenga al menos 140 caracteres de longitud :)

¿Está de acuerdo y acepta nuestros términos de Privacidad y Condiciones para publicar esta reseña?

image

image

X