Tras largos años de tradición en el cultivo de la viña y elaboración de vinos en La Fortesa (población del Penedès), la familia Torrens Moliner decide crear una nueva Bodega en Sant Sadurní d’Anoia. Fue en el año 1986 y allí nació la marca TORRENS MOLINER.

A lo largo de todos estos años, TORRENS MOLINER ha seguido fiel a su filosofia, combinando la mejor calidad en la producción artesanal, la tecnología más avanzada y el saber hacer de su gente.

 

Descubre las mejores actividades de Enoturismo

image