Enoturismo en D.O. Binissalem

En el año 1990 se reconoció la DO Binissalem, aunque la primera solicitud de protección data de 1973, por la necesidad de proteger los vinos elaborados en la comarca de aquellos que entraban de la Península. Desde entonces, la DO Binissalem ha apostado por las variedades de uva autóctonas, que han permitido elaborar vinos singulares, consiguiendo elevados estándares de calidad.

Visitar bodegas, alojarse entre viñedos, saborear la gastronomía, catar sus vinos y cavas, participar en sus fiestas populares, y descubrir el territorio con sus rutas culturales, el patrimonio arquitectónico de todas las épocas, las rutas senderistas y cicloturistas entre viñedos, forman parte de la oferta turística de Mallorca.

 

Algunas de las bodegas destacadas de D.O. Binissalem

Tierra de vinos

Descubre D.o. Binissalem

una zona única para vinos únicos

El área geográfica de la DOP Binissalem, está integrada por los municipios de Santa Maria del Camí, Consell, Binissalem, Santa Eugènia y Sencelles. Con una extensión de 154,75 km2, dominada por un llano de forma ovoidea, con una altura entre 70 y 140 m sobre el nivel del mar, dispuesto de forma paralela a la Serra de Tramuntana y con una pendiente media en torno al 0,5% expuesta hacia el sudeste. Este llano está rodeado por terrenos más elevados, que en las partes más altas llegan a los 400 metros y están constituidos por litologías de naturaleza calcárea.

D.O. Binissalem

La tierra y el clima

La Serra de Tramuntana es un sistema montañoso de la isla que llega a los 1.400 metros de altura y que, por la proximidad a la zona geográfica, la protege de las heladas y de los vientos fríos del norte. Tanto las variedades locales Manto Negro, Callet, Moll…, como el resto de las variedades autorizadas muestran una excelente respuesta a las condiciones edafoclimáticas de la zona geográfica y a los sistemas de cultivo. Las características que imprimen a los vinos están íntimamente ligadas a estas condiciones y a los factores humanos y naturales de la zona.

Zonas

Los suelos en los que están establecidos los viñedos, principalmente calcisoles y luvisoles, son de una fertilidad y profundidad moderada, de textura franca y con una elevada presencia de elementos gruesos.

Microclimas

Las condiciones climáticas de la zona son típicamente mediterráneas. Con un período estival seco y caluroso y un invierno suave y ligeramente lluvioso. La precipitación media anual es de 550 mm aproximadamente, distribuidos de forma irregular. La mayoría de la lluvia se concentra en los meses de otoño, siendo casi nula en verano. Las temperaturas medias del verano oscilan entre los 29 y los 32ºC y en invierno, las mínimas oscilan entre 4 y 7 ºC. La insolación media anual es de 2.750 horas.

La viña representa uno de los cultivos mayoritarios de la comarca, compartiendo paisaje con almendros, algarrobos, higueras y olivos. Los viñedos de la zona geográfica se caracterizan por ser de poca extensión. El sistema de conducción tradicional es en vaso y los viñedos más recientes, están dispuestos en espaldera. Se trata de un sector productivo próspero y en crecimiento continuo.

Las variedades de uva autorizadas son las tintas, Manto Negro, Callet, Tempranillo, Monastrell, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Gorgollassa; y las variedades blancas Moll o Prensal Blanc, Parellada, Macabeo, Moscatel de Alejandría, Moscatel de Grano Menudo, Chardonnay y Giró Ros.

variedades de uvas
de Binissalem

variedades de vinos de binissalem

En la elaboración de los vinos, se consideran variedades de uva principales, les autóctonas Manto Negro y  Moll y, las variedades de Moscatel.

Los vinos tintos se han de elaborar con el 30%, como mínimo, de la variedad Manto Negro y un 30%, como máximo de Gorgollassa; los vinos blancos, con un 50%, como mínimo, de Moll o de las variedades de Moscatel y, los vinos rosados, con un 30% como máximo de uva Gorgollassa.

Los vinos espumosos rosados se tienen que elaborar a partir de vinos obtenidos con las variedades tintas autorizadas, con un máximo del 30% de uva Gorgollassa, y los espumosos blancos con un mínimo del 50% de uva Moll y las variedades Parellada, Macabeo, Chardonnay o Giró Ros.

En relación a las características sensoriales, los vinos amparados por la DO Binissalem se caracterizan por los aromas afrutados, de carácter mediterráneo, con la expresión de los matices y aromas varietales de uvas autóctonas y del terroir, que los hacen singulares y únicos.

Experiencias para vivir en D.O. Binissalem

Descubre esta región vitivinícola situada en la isla de Mallorca.

Alojamientos

Descubre increíbles Hoteles y Casas Rurales

Catas de Vino

Saborea los mejores vinos

Museos

La historia viva del vino y del cava

icon1

Visitas guiadas

Descubre las bodegas más increíbles

Restaurantes

Descubre al mejor gastronomía

Rutas Enoturismo

Experiencias increíbles para descubrir

Déjate enamorar por todo lo que puedes descubrir en D.O. Binissalem

Bodegas destacadas de la D.O. Binissalem

Suscríbete a nuestra newsletter

Descubre las últimas novedades de las bodegas y rutas de vino que quieres visitar
X